Tu clave secreta en los cajeros automáticos deja huellas de calor que pueden ser detectadas, dijo un equipo de seguridad de la Universidad de San Diego.  



Alquilen que viene después de tu transacción puede llevar una cámara infrarroja pudiendo detectar que botones fueron apretados con un 80% de probabilidad.  Inclusive puede detectar el calor después de un minuto  la mitad de las veces.

Si bien es cierto, los criminales pueden detectar los números presionados aunque aún tendrían que ponerlos en orden. Otra ventaja es que lo usan en cajeros automáticos con números plásticos, porque el metal conduce el calor y se hace difícil para IR Camera (infra-red camera) determinar los exactos números que fueron presionados.

Lamentablemente para los ladrones, una cámara de este tipo costaría alrededor de $18 000 dólares americanos, y los $200 dólares que sacarían por noche no sería una buena inversión.
Pero esto nos deja en claro que en lo que nosotros creemos seguro tiene una gran abertura de seguridad y pudiera ser usada para otras áreas criminales.

Ya sabes antes de salir del cajero presiona todas las teclas, no vaya ser que ya llego la cámara a tu ciudad. Mejor prevenir que lamentar.

Share:

Alta

Leave a Comment

Loading...