El Ejército de EE.UU. a ordenando su primer lote de arma de aviones no tripulados capaces de ser lanzados desde un tubo pequeño, portátil. Estos pueden localizar un objetivo desde arriba y realizar una maniobra suicida.
Los aviones están hechos por AeroVironment, la misma compañía 




de California que hace el Nano colibrí.
En el tubo de lanzamiento, que se empaqueta con facilidad en una mochila, puede ser ensamblado y configurado rápidamente por los soldados y  enviar el Switchblade hacia el cielo, donde desplegara sus alas y su motor eléctrico silencioso se encenderá.

Desde allí, un piloto puede operar remotamente el Switchblade,utilizando un canal de video equipado a los aviones no tripulados, y hacer
observaciones de un blanco potencial.

Si el objetivo es confirmado, el piloto puede activar la munición a bordo y volar el avión no tripulado directamente al blanco. El avión no tripulado puede volar con piloto automático también (aunque,naturalmente, tiene que recibir órdenes humanas antes de activar y atacar).  Puede incluso apagar el motor y deslizarse, ofreciendo a los operadores un medio de acercamiento sigiloso. 

Claro un robot volador suena interesante pero
, lo que realmente ofrece el Switchblade es la capacidad de sobre volar y observar una
situación sobre el terreno, confirmar que el objetivo es de hecho un objetivo legítimo y no un civil y luego lanzar un ataque sin que el soldado que a desplegado la aeronave corra algún riesgo.


Share:

Alta

Leave a Comment

Loading...