Alrededor de 2,6 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a servicios higiénicos. Para solucionar este problema, la Fundación Bill y Melinda Gates otorgó ocho becas el año pasado a los científicos e ingenieros para inventar un inodoro que puede funcionar sin agua, un sistema de alcantarillado que costaría menos de 5 centavos de dólar al día para operar. Con la financiación, los científicos están trabajando en el uso de procesos tales como la evaporación, la combustión, pirólisis y la digestión anaeróbica para descomponer los residuos en los baños en tres recursos esenciales: agua, fertilizantes y combustible.
Así como la separación de papel a partir de plástico hace más eficiente el reciclado ,  separar la orina de las heces hace que la producción de fuentes de energía, fertilizantes y agua estéril sea más eficiente.

 En Europa, la gente ya utiliza los aseos que separan la orina de las heces. Ahora los científicos han diseñado un inodoro que separa las zonas sin agua, que incluye una bomba de mano para operar los tubos neumáticos que procesaran  los residuos.

Evaporación
la orina es calentada por la cámara de combustión y se evapora. Un litro de orina requiere 620 calorías para evaporar. Dejando detrás sales y nutrientes. El agua se condensa y se acumula en un tanque cercano.
Combustión
las heces se mezcla con materiales de desecho (ceniza de madera, cáscaras de arroz y tierra) para que se seque antes de quemarse en una cámara.
Pirólisis
las heces se secan con la basura doméstica orgánica y pirólisis (se calienta en una atmósfera cerrada, sin oxigeno, la cámara a unos 1.000 F) El proceso genera el biochar, un carbón de alta calidad que puede actuar como una esponja que puede mantener nutrientes.
La digestión anaeróbica
Las bacterias anaeróbicas descomponen la materia fecal en nutrientes y ácidos orgánicos como el vinagre, que pueden ser convertidos en metano o gasolina.
A continuación un cuadro de secuencias de esta tecnologia.

Share:

Alta

Leave a Comment

Loading...