Pequeñas máquinas micro electromecánicas movilizándose como automóviles a través de nuestros cuerpos, es lo que buscan los laboratorios de nanotecnología de todo el mundo, pero un equipo de investigadores respaldados por el National Science Foundation de Estados Unidos y el consejo de Ciencias Físicas de Investigación del Reino Unido quiere algo más: un pequeño robot bio imitador  que funciona como un ser viviente cargado con sensores derivados de células animales.
Es llamado Cyberplasma“, este robot estaría conformado por componentes robóticos con células reales de mamíferos para crear sensores que respondan a estímulos como los productos químicos. Los “Ojos” y los sensores “nariz” se derivan de las células animales, mientras que un sistema artificial 

del sistema nervioso electrónico registrara los datos de un entorno del Cyberplasm y responderá a los estímulos externos a través de músculos artificiales que funcionan a base de una glucosa.


Todo el sistema del Cyberplasm  estaría modelado como la lamprea de mar, una criatura del Atlántico con un sencillo sistema nervioso que es relativamente fácil de imitar. Usando la lamprea como modelo, los investigadores esperan poder producir un prototipo de un centímetro de largo, capaz de nadar alrededor y sentir por sí mismo. 

Las futuras versiones podrían construirse nano escala,y seria perfecta para nadar en el interior del cuerpo humano y de esta manera detectar y, potencialmente, tratar las enfermedades.

Parece una ciencia lejana, pero puede que no este tan lejos. Los investigadores están desarrollando en la actualidad los componentes de Cyberplasm individualmente, pero pasando unos pequeños contra tiempos importantes piensan que podrían tener su nano robot funcionando en el mundo real en cinco años. Ojala que esta alta tecnología pueda traer soluciones y que puedan usarse para el bien de todos.


Share:

Alta

Leave a Comment

Loading...