Cerdos modificados genéticamente que excretan menos residuos pueden ser sacrificados antes de que pudieran ser vendidos para el consumo humano, según un informe fuera de Canadá. El hato actual de Enviropigs, que digieren su alimento más eficientemente, acaba de perder su financiación.


Científicos de la Universidad de Guelph en Ontario desarrolló el Enviropig por primera vez en 1999, según Reuters. Ontario Pork, una asociación de cría de cerdos, había proporcionado más de 1 millón de dólares Canadienses para financiar el proyecto, que hasta ahora ha producido ocho generaciones de Enviropigs. “Creemos que tomamos la investigación genética tan lejos como pudo llegar,” dijo a Reuters Keith Robbins, portavoz del grupo.


A menos que la universidad encuentre otros fondos, la eutanasia es lo que le espera a la manada actual de 16 animales, informo Reuters, citando a Lori Bona, portavoz de la Universidad de Guelph.
Su material genético se conserva criogénicamente y, potencialmente, podría todavía ser estudiadas.

El equipo de investigación del Enviropig  había solicitado la aprobación para vender los animales al consumo humano en los EE.UU. y Canadá. Pero ni la Food and Drug Administration (FDA) de EE.UU. ni el Salud de Canadá ha tomado una decisión decisiva.

La FDA en estos momentos tiene sobre la mesa hace varios meses el decidir la venta de salmón modificado genéticamente para el consumo humano. Pase lo que pase con los peces, parece que no va a ir acompañado de tocino genéticamente modificados.
Cuál será el futuro de la comida genéticamente modificada, o de la vida creada en laboratorios sin los entusiastas empresas que al ver que invierten mucho dinero prefieren acabar con lo creado. ¿Usted qué opina?

Share:

Alta

Leave a Comment

Loading...