bebida que se enfria
Hace veinte años, Mitchell Joseph salió  resolvió uno de los grandes desafíos de la era moderna: cómo hacer que una lata de cerveza se enfriase a sí misma. El diseñó una lata que libera el refrigerante HFC-134a. Su prototipo funciono enfriando drásticamente los líquidos en cuestión de minutos, pero había ningún problema. HFC-134a es un gas de efecto invernadero 1.400 veces más potente que el dióxido de carbono.  Abrir una de las latas de Joseph era el equivalente a conducir un automóvil 500 kilómetros, y era ilegal bajo las regulaciones de la EPA. En otras palabras, nunca el diseño original llego a producción. Al parecer no se dio por vencido, y este año Joseph introdujo el ChillCan, una bebida completamente legal con auto-refrigeración que reduce la temperatura de una bebida enlatada en un 30 º C en tres minutos.



Esta nueva tecnologia se usara en el ChillCan que contiene una cámara cilíndrica de gas a alta presión de CO2, que termina en una válvula que se extiende a través de la base de la lata y está tapada por un botón. Cuando el usuario pulsa el botón, la válvula se abre y el CO2 se precipita fuera de la parte inferior de la lata y en el aire. A medida que el gas se expande, absorbe el calor del líquido circundante, bajando su temperatura. Junto con su lata, Mitchell Joseph está en lanzamiento de una bebida energética llamada West Coast Chill donde usara su invención. La bebida estará disponible este verano en Arizona, Nevada, el sur de California y en línea, y en todas las tiendas de Estados Unidos en el 2014. Esperamos que este avance tecnologico este en las cervezas pronto.

Share:

Alta

Leave a Comment

Loading...