Neil Armstrong, quien hizo un “salto gigante para la humanidad”, como el primer ser humano en pisar la Luna, murió el sábado. Tenía 82 años.
Su familia dijo en un comunicado que la causa fue por “complicaciones derivadas de procedimientos cardiovasculares.” Se había sometido a una
cirugía de bypass del corazón a principios de este mes en Cincinnati, cerca de donde él vivía. Su recuperación ha ido bien, de acuerdo con los que hablaron con él después de la cirugía, y su muerte fue una sorpresa para muchos cerca de él,

incluyendo a sus compañeros astronautas del Apolo.
Un hombre tranquilo y privado, ingeniero y piloto de pruebas, el Sr. Armstrong hizo historia el 20 de julio de 1969, como comandante de la nave espacial Apolo 11, que culminó la carrera espacial soviético-estadounidense en la década de 1960. El presidente John F. Kennedy se había comprometido a la nación “para el logro de la meta, antes de que termine la década, de poner un hombre en la Luna y regresar sano y salvo a la Tierra.” Todo se cumplió  con más de cinco meses de sobra.
“Houston, aquí Base Tranquilidad,” palabras celebres del Sr. Armstrong por radio al control de la misión. “El Águila ha aterrizado”.

Share:

Alta

Leave a Comment

Loading...